Archive | abril, 2014

Comiendo raviolis… “Bajo el sol de la Toscana”

7 Abr

Imagen

 

Lo reconozco, que te preparen un plato de  pasta fresca “Bajo el sol de la Toscana” tiene que ser la leche, sino que le pregunten a Diane Lane cuando, interpretando a Frances en este film de 2003. Seguramente, cuando decide comprar aquella casa y empezar su nueva vida allí, también le daría por conocer la gastronomía italiana, y que mejor forma de conocerla, que atreviéndose con la pasta fresca, tal y como hice yo (ATENCIÓN: si no tenéis una máquina de hacer pasta, mejor la pasta al huevo de Gallo de toda la vida de dios, jajaj)

Para la pasta vamos a necesitar:

  • 400 gr. de harina
  • 4 huevos

Y al lío… Hacemos un volcán con la harina encima de la mesa donde vayamos a trabajar. Batimos los huevos y los echamos encima, procurando que el volcán no desaparezca entre la “lava”.

Imagen

 

Con el tenedor, nos ayudamos para mezclar bien la harina y el huevo. Cuando ya esté más o menos todo integrado, lo trabajaremos con las manos, amasando hasta conseguir una bola que dejaremos reposar durante media hora, la cual invertiremos en hacer el relleno de los raviolis. Para ello vamos a necesitar:

  • 150 gr. de salmón ahumado.
  • 1 clara de huevo.
  • 1 cucharada y media de nata para cocinar.
  • Estragón (al gusto)

Imagen

Partimos el salmón ahumado en cuadraditos, y lo ponemos en un baso de batidora junto con la clara de huevo, la nata y el estragón y lo batimos hasta conseguir una pasta así bastante asquerosilla.

Imagen

 

Bueno, como ya habrá pasado la media hora de reposo de la masa y dado que vamos a hacer raviolis, vamos a dividirla en dos partes iguales, para así, extenderla.

Imagen

Bueno, si no tenéis máquina de hacer pasta espero que vuestros bíceps, tríceps y vuestra moral los tengáis bien entrenados, porque al menos yo, con mi mierdi-brazos me costó lo mío y lo del vecino también extenderla.

Imagen

Bueno, con las dos porciones de masa ya extendida, vamos a hacer los raviolis. En una de las extensiones de masa, vamos a ir poniendo una cucharadita pequeña de la pasta de salmón.

Imagen

 

Y luego ponemos la otra parte de la masa encima. Con un corta pastas, vamos a ir cortando los raviolis…

Imagen

Ahora vamos a hacer la salsa de limón y estragón que los acompaña, para la cual vamos a necesitar:

  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 cucharadita de harina de maíz.
  • Medio vasito de vino blanco.
  • 200 ml. de nata líquida para cocinar.
  • El zumo de medio limón exprimido.
  • 2 cucharaditas de estragón.
  • sal y pimienta al gusto.

Y al lío… En una sartén ponemos el chorrín de aceite y la harina de maíz. Agregamos el vino y la nata y a continuación, el zumo. Lo llevamos a ebullición y dejamos que espese. Cuando ya esté espeso, añadimos la sal, la pimienta y el estragón.

Imagen

 

En un recipiente aparte, ponemos agua a hervir para cocer la pasta. Cuando rompa a hervir, añadimos sal y vamos poniendo los raviolis con cuidado, los cuales dejaremos hervir unos 4-5 minutos.

Imagen

 

Servimos y añadimos la salsa por encima.

Imagen

 

Imagen

Y ahora si que si, a disfrutar de los raviolis, bajo el sol de la Toscana, o de lo que os quede más a mano.

Besines y nos vemos en la próxima película.