Archivo | agosto, 2013

Desayuno rápido en un hotel de París

27 Ago

Imagen

 

Quizás en otro momento, con más tiempo, puedes echar horas y horas entre fogones para hacer uno de los clásicos entre los clásicos dentro de la repostería, pero hay días, como el de hoy, que te apetece un bizcocho y no tienes demasiado tiempo (ni demasiadas ganas de manchar) al igual que hay días en los que te apetece disfrutar de una buena historia pero sin ganas de pasarte dos horas viendo una película. Para todo hay soluciones, en lo gastronómico, un bizcocho que apenas lleva 10 minutos, en lo cinematográfico, uno de los mejores cortos que he visto, “Hotel Chevalier”, la precuela de “Viaje a Darjeeling” de Wes Anderson.

Para nuestro rapidísimo bizcocho vamos a necesitar:

  • 4 cucharadas soperas de harina.
  • 2 cucharadas soperas de colacao.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

En primer lugar, dejar claro que lo vamos a hacer en el micro-ondas y ya que es un bizcocho individual (o de pareja) necesitaremos una taza bastante grande, un tazón de esos de cereales, que más o menos tenga el mismo diámetro por la base que por la parte de arriba (para que se haga por igual por todos los lados). En el mismo tazón vamos a ir poniendo la harina y el colacao tamizado, y luego el azúcar.

Imagen

Cuando lo tengamos todo bien mezclado vamos a echarle el huevo ya batido y a continuación la leche, el aceite y el extracto de vainilla. Lo mezclamos todo bien.

Imagen

 

Cuando ya lo tengamos, lo vamos a meter en el micro-ondas a máxima potencia durante 3-4 minutos. ¡Y ya!, no tiene mayor complicación.

ImagenA comer y disfrutar 🙂

Imagen

Un besín y nos vemos en la próxima película 🙂