Capítulo I: Él adoraba Nueva York. La idolatraba de un modo desproporcionado…

17 Abr

Imagen

Cuando el otro día me puse a ver Manhattan, de Woody Allen, simplemente quería pasar un buen rato, desconectar un poco de todo y disfrutar viendo una buena película. Sin embargo, cuando Isaac Davis está cenando con Tracy, su joven novia de 17 años, y el camarero le trae una “pizza simple” fue cuanto menos, inesperado. Inesperado porque una persona amante de Nueva York (miento, de Manhattan, hablemos con propiedad), con una novia a la que duplica (y algún año más) en edad, divorciado de una mujer lesbiana la cual va a publicar un libro con todas las intimidades de su matrimonio, con un hijo pequeño y enamorado perdidamente de la amante de su mejor amigo, no puede pedir una “pizza simple”… Chico, ¡un poquito de gracia al asunto! Sin embargo, ahí esta Tracy para pedirse una pizza con ajo, salchichas, anchoas, pimientos, champiñones y coco (pese a que el cocinero se haya olvidado de ponerle el coco). Por eso, me acordé de una receta que tenía pendiente…

Para la masa, no me voy a enrollar. Utilice:

  • 1 cucharada y media de levadura seca.
  • 200 ml de agua templada.
  • 300 gr de harina integral.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Esta vez, decidí probar con harina integral y salió muy bien. Respecto a la manera de hacer la masa, es muy sencilla, tal y como la hice para “Cinema Paradiso”.

Respecto a los ingredientes de la pizza:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 250 gr de salchichas blancas de carnicería
  • 4 ó 5 dientes de ajo.
  • 100 ml de tomate triturado.
  • Mozzarella.
  • Orégano.
  • Sal.
  • Azúcar.
  • Vino blanco.
  • Pimienta blanca.
  • Albahaca fresca.

Para hacer el relleno, calentamos el aceite en una sartén, añadimos las salchichas partidas en trozos y el ajo que habremos laminado y salteamos durante 5 minutos hasta que se doré todo. Escurrimos bien el aceite y reservamos.

Por otro lado, picamos un diente de ajo y lo doramos en otra sartén, echamos el tomate triturado, una pizca de sal y otra de azúcar y un chorrito de vino blanco y dejamos que haga chup-chup unos 5 minutos.

Con la masa ya extendida es hora de montar la pizza…

ImagenEchamos a salsa de tomate y luego las salchichas con los ajos. A continuación la mozzarella (al gusto…a mi es que me gusta mucho) y el orégano.

ImagenCon el horno ya precalentado a 250ºC con calor arriba y abajo, horneamos unos 15 minutos. Cuando la saquemos, la decoramos con hojas de albahaca fresca y ¡a comer!

Espero que os haya gustado la receta tanto como a mi Manhattan (la película y el pasear por sus calles)

ImagenImagenBesines y nos vemos en la próxima receta.

Anuncios

2 comentarios to “Capítulo I: Él adoraba Nueva York. La idolatraba de un modo desproporcionado…”

  1. Alvy Singer 01/05/2013 a 15:22 #

    Esto me recuerda aquel viejo chiste, aquel del tipo que va al psiquiatra y le dice: Doctor, mi hermano está loco, cree que es una gallina.

    Y el doctor responde: ¿Pues por qué no le mete en un manicomio? Y el tipo le dice: Lo haría, pero necesito los huevos.

  2. BlancaZerep 01/05/2013 a 15:39 #

    Querido Alvy, creo que Isaac y tú tenéis más cosas en común de las que a simple vista parece. Y así como él no tiene “huevos” para salirse de su “pizza simple”, esta cocinitas tampoco los tiene para esta receta, pero en futuros platos los incluirá 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: