Archivo | abril, 2013

¡A tartazo limpio!

28 Abr

ImagenFiesta de final de curso, en las que yo he vivido no había norias, ni trenes de la bruja ni nada de eso que aparecía en Grease, pero la verdad, que me hubiese encantado, sobre todo el puesto de las tartas de merengue para tirar a la cara de los profesores. Putzi y Doody no acertaban ni una con su profesor de educación física, y yo igual al de educación física no, pero al de filosofía si que le hubiese dejado la cara guapa con tanto merengue.

La receta de hoy, no lleva merengue, pero sí nata, y estaba de buena…

Para hacer esta tarta necesitamos:

  • 1 litro de nata para montar.
  • Azúcar.
  • 6 ó 7 fresas.
  • Hojaldre.

Lo primero de todo, vamos a partir las fresas en trocitos y les vamos a echar un par de cucharadas o tres de azúcar por encima, para que vayan almibarando. Y las dejamos para usar más tarde.

Mientras tanto, extendemos la hoja de hojaldre y y la partimos en 4 cuadrados de unos 20cm X20cm, después la metemos al horno a unos 150 º C con calor arriba y abajo durante unos 10 minutos, hasta que se dore. Yo normalmente le pongo unos garbanzos encima para que no hinche, pero está vez se me olvidó e hincho como qué sé yo…

ImagenDespués, mientras enfría el hojaldre, vamos a ir montando la nata. Con la batidora a media potencia vamos subiendo y bajando para meterle aire a la nata y que vaya montando, cuando ya veáis que “engorda” vamos a ir echándole el azúcar, no os digo una cantidad en concreto porque yo voy a ojo, lo mismo 5 cucharadas bien colmadas que 10…esto va al gusto, vais probando hasta que quede como a vosotros os guste. Un vez montada, vamos a poner una buena capa sobre el hojaldre.

ImagenDespués vamos a ponerle unas pocas fresas encima…

ImagenY otra capa de nata…

ImagenAhora otra lámina de hojaldre y otra capa de nata. Para terminar, le ponemos las fresas que nos quedaron y la bañamos con el almíbar que fueron soltando las fresas con el azúcar, y voilà!! Una tarta rápida, fácil y rica 🙂

Imagen

¡Besines y nos vemos en la siguiente película!

Anuncios

Capítulo I: Él adoraba Nueva York. La idolatraba de un modo desproporcionado…

17 Abr

Imagen

Cuando el otro día me puse a ver Manhattan, de Woody Allen, simplemente quería pasar un buen rato, desconectar un poco de todo y disfrutar viendo una buena película. Sin embargo, cuando Isaac Davis está cenando con Tracy, su joven novia de 17 años, y el camarero le trae una “pizza simple” fue cuanto menos, inesperado. Inesperado porque una persona amante de Nueva York (miento, de Manhattan, hablemos con propiedad), con una novia a la que duplica (y algún año más) en edad, divorciado de una mujer lesbiana la cual va a publicar un libro con todas las intimidades de su matrimonio, con un hijo pequeño y enamorado perdidamente de la amante de su mejor amigo, no puede pedir una “pizza simple”… Chico, ¡un poquito de gracia al asunto! Sin embargo, ahí esta Tracy para pedirse una pizza con ajo, salchichas, anchoas, pimientos, champiñones y coco (pese a que el cocinero se haya olvidado de ponerle el coco). Por eso, me acordé de una receta que tenía pendiente…

Para la masa, no me voy a enrollar. Utilice:

  • 1 cucharada y media de levadura seca.
  • 200 ml de agua templada.
  • 300 gr de harina integral.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Esta vez, decidí probar con harina integral y salió muy bien. Respecto a la manera de hacer la masa, es muy sencilla, tal y como la hice para “Cinema Paradiso”.

Respecto a los ingredientes de la pizza:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 250 gr de salchichas blancas de carnicería
  • 4 ó 5 dientes de ajo.
  • 100 ml de tomate triturado.
  • Mozzarella.
  • Orégano.
  • Sal.
  • Azúcar.
  • Vino blanco.
  • Pimienta blanca.
  • Albahaca fresca.

Para hacer el relleno, calentamos el aceite en una sartén, añadimos las salchichas partidas en trozos y el ajo que habremos laminado y salteamos durante 5 minutos hasta que se doré todo. Escurrimos bien el aceite y reservamos.

Por otro lado, picamos un diente de ajo y lo doramos en otra sartén, echamos el tomate triturado, una pizca de sal y otra de azúcar y un chorrito de vino blanco y dejamos que haga chup-chup unos 5 minutos.

Con la masa ya extendida es hora de montar la pizza…

ImagenEchamos a salsa de tomate y luego las salchichas con los ajos. A continuación la mozzarella (al gusto…a mi es que me gusta mucho) y el orégano.

ImagenCon el horno ya precalentado a 250ºC con calor arriba y abajo, horneamos unos 15 minutos. Cuando la saquemos, la decoramos con hojas de albahaca fresca y ¡a comer!

Espero que os haya gustado la receta tanto como a mi Manhattan (la película y el pasear por sus calles)

ImagenImagenBesines y nos vemos en la próxima receta.

Al filo del kiné

13 Abr

Imagen

En ocasiones me resulta difícil encontrar una película a la que hacer referencia cuando hago una nueva receta y hoy, es una de esas ocasiones. Pero aún así, el cine sigue presente con esta nueva sugerencia que os hago hoy como aperitivo. Pero ¿de qué manera puede el cine estar presente sin hacer mención a una película en concreto? Al igual que las bolas de patata forman parte de mi legado familiar, los “montaditos de codorniz” forman parte del legado familiar de una buena amiga amante del cine, y aunque ella prefiera permanecer en el anonimato, no puedo dejar entre bambalinas su mentor, el gran L.A., maestro de la vida y amante de la cocina asturiana.

Para estos montaditos necesitamos:

  • 2 patatas medianas.
  • 1 diente de ajo.
  • 15-20 aceitunas negras sin hueso.
  • 1 ó 2 pimientos del piquillo (depende de vuestro gusto).
  • Una lata de anchoas.
  • 8 huevos de codorniz.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Lo primero de todo, vamos a pelar las patatas y a laminarlas en láminas de aproximadamente 5mm de grosor.

Imagen

Salamos y freímos en aceite de oliva. Las dejamos escurrir y reservamos.

En un vaso de batidora vamos a poner las anchoas, las aceitunas negras (puse 15 pero podéis usar menos, o más, simplemente hasta conseguir el color del mejunje de la foto) , el pimiento del piquillo y el diente de ajo y lo batimos todo hasta conseguir una pasta de este aspecto…

Imagen

Ahora vamos a freír los huevos de codorniz y los reservamos para hacer todos los montaditos a un tiempo.

Imagen

Ahora vamos a montar el aperitivo. Ponemos una lámina de patata, una cucharadita del mejunje negro, otra lámina de patata y finalmente, un huevito.

Imagen

Imagen

Imagen

¡Y listo! ¿Fácil verdad? Pues además de fácil, está buenísimo.

Imagen

[ATENCIÓN: no le echéis sal porque con las anchoas y las aceitunas esta salado de narices]

Espero que os gusten estos montaditos y que tanto L.A. como su adorable hija, sientan como suyo este post.

Besines y nos vemos en la próxima receta 🙂

Poniéndoselo difícil a Reina y Golfo

7 Abr

Imagen

Seguramente, cuando Reina y Golfo (La Dama y el Vagabungo) se sentaron a comer su exquisito plato de espaguetis, no se esperaban ese inolvidable beso, pero tampoco se esperaban que el cocinero en cuestión se la liase con los espaguetis como ocurre en esta receta.

Lo que vamos a hacer es hacer un poco diferente, algo divertido, un simple plato de espaguetis. Para la recete necesitamos:

  • Espaguetis.
  • 3 ó 4 salchichas Frankfurt.
  • 4 ó 5 setas.
  • Ajo.
  • Media cebolla.
  • 200 ml. de tomate triturado.
  • Sal.
  • Azúcar.
  • Vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Queso rallado o en polvo.

En una tartera echamos un chorrito de aceite de oliva, doramos el ajo y la cebolla que habremos picado previamente y a continuación, añadimos las setas hechas tiras.

Imagen

Las salteamos unos 5 minutos y añadimos el tomate triturado, al que echaremos una pizca de sal y otra de azúcar (porque el tomate en crudo, amarga), y finalmente, un chorrito de vino blanco, y dejamos que reduzca.

ImagenAhora vamos a preparar los espaguetis. Partimos las salchichas en 6 ó 7 trozos (por salchicha) (yo en la foto las partí en 4 pero luego me di cuenta que eran demasiado grandes).

Imagen

A continuación, vamos pinchando unos 6 ó 7 espaguetis por trozo de salchicha, dejando el pedazo de salchicha en el centro.

Imagen

Ahora ya podemos cocerlos. Sin más, como soléis cocer vosotros la pasta, yo normalmente la dejo unos 7 minutos, para que quede al dente.

ImagenEscurrimos y servimos 😉

Imagen

ImagenFinalmente, le ponemos la salsa de tomate y un poquito de queso si queréis 😉

Bon appetit!

Imagen