Un clásico, Cinema Paradiso

27 Ene

Imagen

Uno de los grandes placeres de la vida, no es tanto el comer o ver una película, sino el saber apreciar un buen largometraje mientras picas algo con tus amigos. Y eso es algo que seguramente Alfredo y Totó hayan hecho un millón de veces en Cinema Paradiso. Casi seguro que sería la mujer de Alfredo quien les llevaría un tentempié, algo de la riquísima cocina italiana, y en más de una ocasión, Totó le suplicaría que cocinase una de sus deliciosas pizzas caseras.

¿Qué necesitamos para hacer la masa?

  • 400 gr de harina (de fuerza).
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura seca.
  • 250 ml de agua.
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra (opcional).
  • Una pizca de sal.

Para hacer la masa, mezclamos 120 ml de agua templada con la levadura seca, removemos hasta que la levadura se disuelva por completo y dejamos reposar 10 minutos. [Seguramente la mujer de Alfredo no tenía levadura seca y lo haría con otra cosa, pero ya que ya hemos pasado los duros años de la postguerra, vamos a aprovecharnos de lo que tenemos]. Pasados estos 10 minutos incorporamos la harina (yo siempre la tamizo para que quede más finita, pero vamos, que esto es manía mía), aunque no toda, dejad unos 50 gr para trabajar luego la masa. Añadimos también la sal, la cucharada de aceite de oliva y el resto del agua (también templada). Lo removéis con unas varillas (o con una cuchara de madera, vamos, cada uno lo que tenga  a mano), y cuando se forme un masa más o menos homogénea y manejable, lo echáis en la mesa y empezáis a amasar, más o menos unos 10 minutos. Antes de verter la masa en la mesa, echad un poquito de harina sobre la superficie de trabajo para que no se os pegue. Seguramente que necesitaréis un poquito más de harina para trabajar mejor la masa, así que los 50 gramos de harina que habíamos reservado antes, es el momento de usarlos. Debería de quedar una pelota con este aspecto…

Imagen

Dejaremos reposar la masa alrededor de una hora, en un bol de cristal y tapada con un trapo.

Durante esta hora nos da tiempo a preparar “el relleno” de la pizza. Aquel día a Totó se le había antojado una pizza con champiñones y salchichas italianas… ¿Qué necesitamos?

  • 4 ó 5 cucharadas de tomate triturado.
  • 1 diente de ajo.
  • Un chorrito de vino blanco.
  • 150 gr de champiñones frescos.
  • 250 gr de salchichas italianas (o en su defecto salchichas blancas de carnicería)
  • 2 cebollitas pequeñas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal, pimienta blanca y azúcar.
  • 1 tomate mediano.
  • Mozzarella.
  • Orégano.

Ya que estamos haciendo una pizza casera, vamos a hacerlo bien. En un cazo echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y el diente de ajo picado muy pequeñito. Cuando empiece a dorarse, echamos el tomate triturado (cuidado que salta) una pizca de sal y una pizca de azúcar (el tomate es ácido, de ahí lo del azúcar), un chorrito de vino blanco…dejamos reducir y reservamos.

En una sartén echamos otro chorrito de aceite de oliva, las cebollas picadas muy pequeñitas (yo las pico muy pequeñas porque no me gusta encontrarme cachos grandes luego en la pizza, no por otra cosa, porque la podemos hacer en tiras o en dados grandes) y cuando estén ponchadas, añadimos los champiñones que habremos laminado previamente. Saltemos un poco y añadimos las salchichas cortadas en rodajas de un centímetro aproximado de grosor. Lo dejamos que se haga unos 10 minutos y salpimentamos.

Como ya habrá pasado la hora de reposo de la masa, la volvemos a poner en la mesa para amasarla otro poco…la vamos amansando y estirando al mismo tiempo (esto es algo más desesperante porque mientras tú estiras, ella se encoge, pero creedme que acabáis ganando la batalla). La ponéis en la bandeja que tengáis (lo ideal sería una de pizza) y con un tenedor pincháis toda la superficie para que luego el calor del horno haga bien la masa (en la foto no veis los agujeritos porque a mí se me olvidaron).

Imagen

Ya está lista para poner los ingredientes… Echamos el tomate, lo repartimos bien, y encima el sofrito de champiñones y salchichas. Cortamos los tomates en rodajas y los ponemos encima. A continuación, echamos la mozzarella (lo idea sería mozzarella fresca, pero sino…la de “especial para pizzas” vale igual) y el orégano a gusto de cada uno.

Imagen

Ahora ya está lista para meterla en el horno que habremos precalentado a 250ºC con calor arriba y abajo, a media altura durante…ni idea, más o menos unos 15-20 minutos, pero vamos, hasta que la masa se dore y el queso burbujee.

¡Y listo!

Imagen

Imagen

Buen provecho y nos vemos con la siguiente película 😉

Anuncios

2 comentarios to “Un clásico, Cinema Paradiso”

  1. Anfield Road 27/01/2013 a 12:30 #

    Muy buena pinta. Me comería un cachito.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Capítulo I: Él adoraba Nueva York. La idolatraba de un modo desproporcionado… | BlanCooking - 17/04/2013

    […] Esta vez, decidí probar con harina integral y salió muy bien. Respecto a la manera de hacer la masa, es muy sencilla, tal y como la hice para “Cinema Paradiso”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: